10.8.12

He vuelto a soñarlo...


He vuelto a soñarlo, ya creo que es algo irremediable. Cierro los ojos y veo los tuyos, brillando intensamente cuando me miras. Tu sonrisa se dibuja lentamente en tu rostro antes de posarse sobre mis labios y dejarse llevar en un tierno beso, nadie lo impide.
He vuelto a soñarlo, tu dulce voz acariciando mi oído. Cierro los ojos y tus palabras escalofrían mi piel a través de un susurro irresistible. Mi corazón se desboca y galopa acelerado en mi interior, gritando con fuerza para que jamás se desvanezca.
He vuelto a soñarlo, tus suaves manos acariciando mi piel. Cierro los ojos y mi cuerpo tiembla al sentir tu calor abordándome. Suenan tiernas risas en la soledad de la habitación, ahora llena de un aroma mágico y profundo que nos une.



He vuelto a soñarlo, ya creo que es algo irremediable. Abro los ojos y me lleno de tristeza cuando tu figura desaparece. Se lleva tus ojos, tu voz, tu sonrisa, tus manos. Te desvaneces y yo no puedo hacer nada más que desearte una y otra vez aquí, conmigo.

He vuelto a soñarlo. Sólo ha sido eso… un sueño.


Image and video hosting by TinyPic

5.8.12

Respeto... ¿Alguien sabe lo que es eso?

Que alguien, por favor, me explique por qué ya nadie es capaz de respetar a la gente que les rodea. Que alguien me lo explique.
Yo soy la primera en reconocer que alguna vez he criticado a alguien, y más aún si no le tenía demasiado aprecio, pero es que ya os pasáis, de verdad de la buena.
¿De verdad os importa tanto cómo se visten los demás? ¿Cómo se peinan? ¿Cómo hablan? ¿Cómo caminan? ¿La música que escuchan? ¿Lo que hacen en su tiempo libre? La pregunta en realidad debería ser: ¿Qué hay de ti? ¿Te has mirado en un espejo? ¿Valoras lo que tienes? ¿Valoras lo que eres? A lo mejor el problema está en que la respuesta es un NO, y disimulas tu desencanto criticando a las personas que se sienten bien con lo que son y están orgullosas de lo que forma parte de sus vidas.
Deberías pararte un segundo a analizarte y apreciar la diferencia. Se supone que vivimos en un mundo libre, donde todos tenemos el derecho de reflejar lo que somos de la manera que deseamos. Cierto es que llevamos a la exageración determinados perfiles, pero es que eso no debería importarte. Ni a ti ni a nadie. Confórmate con ser tú mismo y salir a la calle cada día sonriendo, sin pensar en las miradas que pueden posarse sobre ti, o en los comentarios que pueden hacernos a las espaldas. No te quejes de las críticas cuando tú aprovechas cualquier diferencia para murmurar y poner el grito en el cielo.
Si pides respeto, ofrece respeto. Aquí nadie es igual a nadie, y eso es lo interesante. Aprende a ver que todos somos un mundo, todos tenemos distintos puntos de vista y distintas formas de ser educados, nos regimos por lo que nos han enseñado y vamos cultivando nuestro interior con el paso de los años, a medida que descubrimos nuestros gustos e intereses, a medida que descubrimos quiénes somos.
Y respeta, eso ante todo. Pregunta primero el motivo de determinadas actitudes y comportamientos, determinadas expresiones y sentimientos. Igual que ellos son desconocidos para ti, lo eres tú para ellos, del mismo modo que tú tienes tus motivos propios para hacer y ser todo lo que forma parte de ti. Párate a pensarlo, porque estoy segura de que todo lo que nos rodea también nos ayuda a crecer.


Image and video hosting by TinyPic